CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS VETERINARIOS

Boletín Informativo

Escrito de la Organización Colegial Veterinaria a Magrama para exigir un certificado de salud en la venta de mascotas de países del Este

Jesús García López, nuevo presidente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza. La Junta de Gobierno la completan José Manuel Corzán (secretario), Victoria Izquierdo, José Rómulo Silva, Natalia Arnal, Ramón Fernández Lafuente y Antonio Vela.

La UCV pone en marcha un hospital veterinario

La reforma de la Ley de Protección Animal en Galicia endurecerá las multas

China informa sobre el primer caso de fallecimiento por gripe aviar H5N6

Respaldo institucional a la vacuna española contra la tuberculosis

Las carnes más saludables y que menos engordan (y no son ternera ni pollo)

Obi-Wan, un caniche gigante, primer perro lazarillo de esta raza en España

El perro sin pedigrí castrado a navaja

Boehringer Ingelheim Salud Animal convoca un nuevo premio europeo de investigación en porcino

La culebra de California: de capricho de terrario a problema irreversible

Científicos de Estados Unidos dan el primer paso hacia la creación de seres vivos “a la carta”

 

Nombres propios

 

Medalla del Consejo General, medalla de oro del Consejo autonómico y presidencia de honor de su Colegio

Vicente García recibe a título póstumo las más altas distinciones de la profesión veterinaria

Vicente García García, que fue presidente del Colegio de Veterinarios de Cuenca, recibió ayer a título póstumo las más altas distinciones que la veterinaria española dispensa a sus profesionales: la medalla del Consejo General de Colegios Veterinarios, la medalla de oro del Consejo de Colegios Veterinarios de su región; y el nombramiento de presidente de honor de su propio Colegio.

La profesión veterinaria rindió un emotivo tributo a la memoria de Vicente García García, fallecido el pasado mes de diciembre. Hijo de veterinario y licenciado por la Universidad de Córdoba en 1982, trabajó en los partidos veterinarios de Buenache de Alarcón, Vara del Rey y Alberca de Záncara. Fue veterinario de salud pública en su pueblo natal, San Clemente, y fundador en 1992 del primer consulting asesor veterinario. En 2002 fue elegido presidente del Colegio de Cuenca. Posteriormente ocupó la alcaldía de San Clemente, fue nombrado diputado provincial y presidente del Patronato de Desarrollo Provincial.

El homenaje se desarrolló en la desacralizada iglesia de San Miguel, en la ciudad de Cuenca, con la presencia de su esposa (Carmen Emilia Martínez), sus hijos (Rafael, Laura y Carmen), su madre (Laura) y tres hermanas. Asistieron presidentes de Colegios Veterinarios; presidentes de los colegios profesionales médico, farmacéutico y de enfermería; autoridades regionales, provinciales y locales; representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, representantes de la Hermandad de San Juan Bautista (con la que Vicente García procesionaba en representación de su Colegio), profesionales veterinarios y amigos.

Presidente de honor

El presidente del Colegio de Cuenca, Luis Colmenar Astudillo, abrió el acto glosando la figura profesional de Vicente García. Destacó su condición de pionero en la creación de ADS de ovino y caprino en la provincia, ser fundador de la primera empresa de servicios veterinarios, organizar el primer Congreso Veterinario de Castilla-La Mancha (que sería embrión del actual Consejo de Colegios de la región), impulsar los actos del centenario del Colegio y hacer que ésta sea una “institución participativa y moderna”. Con la voz quebrada, y antes de entregar a su hija menor, Carmen, el diploma que le acredita como presidente de honor del Colegio, Luis Colmenar agradeció en nombre del colectivo que representa “el tiempo que nos ha dedicado y las enseñanzas que nos ha dejado, que intentaremos mantener, conservar y divulgar”.

Medalla de oro 

Luis Alberto García Alía, en su condición de presidente del Consejo de Colegios de Castilla-La Mancha, trazó un perfil profesional de Vicente García, “ejemplo de capacidad profesional y valía personal que ganó su reputación a base de trabajo”. Remarcó su dedicación a la creación del Consejo regional de Colegios castellano-manchegos, del que fue primer secretario general una vez constituído en 2007, y su condición de “impulsor y defensor de la unión y unidad de criterio profesional en las cinco provincias de la región”.

“Quiso hacer su propio camino y eligió con quién, dónde y a qué quería destinar su vida”, concluyó García Alía. “Conocía como pocos la profesión veterinaria”.

Enrique Reus leyó el acta por el cual se concedió a Vicente García la medalla de oro del Consejo de Colegios Veterinarios de Castilla-La Mancha, que recogió su hija Laura. Amigos personales desde hace años, Reus, actual secretario general del Consejo regional, se dirigió con voz entrecortada a su viuda para decirle que “viéndote a ti y a tus hijos veo a Vicente”. 

Medalla de la Organización Colegial Veterinaria

Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, manifestó que hablar de Vicente García era como hacerlo de “uno de mis hermanos pequeños”. Refirió que ambas familias entablaron amistad cuando ellos eran adolescentes. Los respectivos padres, también veterinarios, compartieron destino profesional en la provincia de Cuenca. “Vicente era un veterinario de los pies a la cabeza, un profesional vocacional, respetuoso con todos, volcado en el servicio a los demás y persona constructiva”.

Al concluir, Badiola se dirigió a los familiares de Vicente García para decirles que con este homenaje queremos “que sepáis que sus compañeros veterinarios le querían, respetaban y valoraban”.

Rafael, el hijo mayor de Vicente García, recibió de manos de Rufino Rivero el acta por el que se otorgaba la medalla del Consejo General de Colegios Veterinarios; y Badiola entregó a su viuda la máxima distinción de la profesión veterinaria.

El homenaje, en cuya organización participaron Colegio, Consejo autonómico y Consejo General, concluyó con la interpretación de piezas de música clásica a cargo del Cuarteto de Cámara Euterpe.