Celedonio-Perez, Foto recogida de La Opinión de ZamoraArtículo Opinión por Celedonio Pérez 19/04/2018 

Europa pone freno a una enfermedad que galopa a lomos de los jabalíes


 
 

Alerta máxima es la consigna general ante el avance de la peste porcina africana (PPA) en los países del norte de Europa, transmitida por los jabalíes. No es una exageración, nos jugamos el futuro del sector en España, el más importante de la economía agropecuaria. Uno que ya tiene más años que capacidad de sorpresa, vivió hace décadas la lucha a muerte contra esta enfermedad, que tanto daño hizo a la economía del país. Sus consecuencias han durado hasta hace nada, hasta que se levantó la prohibición de introducir productos derivados del porcino en Estados Unidos.

Ahora vuelve a avanzar como el caballo de Atila y lo hace a lomos de las carnes nómadas de los jabalíes. Estos animales silvestres son incontrolables, se mueven a su antojo y, en algún caso, son objeto de mercado negro, lo que puede acelerar la extensión de la enfermedad.

 

En Zamora hay una población enorme de marranos silvestres. Solo un dato: en la campaña que acaba de finalizar se han abatido cerca de 5.000, lo que da idea de la importancia del censo. Si alguien da un paso en falso y no cumple las normas, la tragedia vendrá tan rápido como una tormenta en estío.

La consigna en Europa está clara: reducir al máximo la población de guarros. Tanto, que hay países que ya han autorizado la caza del cochino durante todo el año. Ojo a quien intente traer animales de otros países a España, la vigilancia va a ser extrema porque el daño, insisto, puede llegar a suponer una tragedia.

 

Con la PPA no se juega. El sector porcino español tiembla ante la sola posibilidad de que pueda volver a España. Los ganaderos piden precaución extrema a los cazadores y a los gestores cinegéticos. No se pueden cometer errores y hay que perseguir sin contemplaciones a los desaprensivos. Todo con tal de evitar el mal. ¡Santiago y cierra España! Y valga en este caso la interpretación literal de la oscura frase.