Relaccionados...

asma-animales-granjaUn estudio realizado en 2015 en Suecia, publicado en 'JAMA Pediatrics', mostró que la exposición a un perro en el primer año de vida está relacionada con un 13 por ciento menos de riesgo de padecer asma, y que vivir en una granja parecía ofrecer una protección aún mayor. 

La Opinión de Zamora 

El País